Situación legal

“Un fabricante de software no se puede oponer a la reventa de licencias 'usadas' que posibiliten el uso de los programas de su empresa descargados de Internet.”

Extracto del comunicado de prensa nº 94/12 correspondiente a la sentencia de la causa C-128/11 del Tribunal de Justicia Europeo (TJE) (léalo aquí por completo)

Como órgano superior de justicia europeo, el Tribunal de Justicia Europeo (TJE) ha aclarado definitivamente con su sentencia la situación legal del comercio con programas de ordenador usados, declarando la legitimidad fundamental de esta actividad. 

La sentencia del TJE también es aplicable a las licencias por volumen y a su división. Esto fue confirmado por la audiencia territorial de Fráncfort en un procedimiento entre Adobe y usedSoft.

El TJE resolvió asimismo que el comercio de software usado también está autorizado en el caso de software transmitido a través de Internet. El 17 de julio de 2013, el Tribunal Supremo alemán confirmó posteriormente la decisión de principio del TJE con respecto a las cuestiones jurídicas correspondientes en toda su extensión.

La sentencia del TJE también es aplicable a las licencias por volumen y a su división. Esto fue confirmado por la audiencia territorial de Fráncfort en un procedimiento entre Adobe y usedSoft.

En la fundamentación de su sentencia, los 13 jueces de la Cámara Alta establecieron de manera inequívoca que el principio de agotamiento es efectivo al venderse un programa de software por primera vez. El TJE decretó incluso que, en el caso de las licencias transmitidas a través de Internet, el comprador de segunda mano tiene derecho a descargar nuevamente el programa del servidor del fabricante. “El agotamiento del derecho de difusión se extiende además a la copia del programa en la versión mejorada y actualizada por el titular de los derechos de propiedad”, según el TJE. Con ello, la resolución del Tribunal excedió claramente la conclusión definitiva del fiscal del TJE del 24 de abril de 2012.

La sentencia del TJE fue promulgada a petición del Tribunal Supremo alemán. En el pasado, los fabricantes de software han utilizado la ambigüedad parcial de las regulaciones legales precedentes para discriminar el comercio e intimidar enormemente a los clientes. En principio, la reventa de programas de ordenador ya utilizados ya era legal con anterioridad. 

Ahora, la sentencia del TJE establece la certeza jurídica a este respecto en toda la Unión Europea. Por tanto, es de esperar que el comercio de software usado comience ahora a crecer intensamente también fuera de Alemania (su “país de origen”) en los demás países de la UE. La empresa usedSoft ya opera en Austria, Polonia, la República Checa, Italia, Francia, España, los Estados del Benelux y Escandinavia.

 

Las licencias por volumen también son legales, así como su división.

Las consecuencias ulteriores de la sentencia del TJE fueron confirmadas indiscutiblemente por una sentencia posterior de la audiencia territorial de Fráncfort en un litigio entre Adobe y usedSoft: la audiencia territorial de Fráncfort resolvió que la sentencia del TJE también es aplicable a los contratos de licencia por volumen y a su división. Un recurso presentado por Adobe fue rechazado en toda su extensión por el Tribunal Supremo alemán el 11 de diciembre de 2014 (nº de expediente I ZR 8/13). Con ello, la sentencia de la audiencia territorial fue confirmada en última instancia.
Y también en Suiza se produjo un dictamen jurídico positivo para el comercio de software usado, como esta sentencia confirma.